Telegrama a una mosca

Revoloteas tan torpe. De un lado al otro vas con tu pesado cuerpo. ¿A dónde quieres ir? ¿Tienes un propósito en tu corta y miserable vida? ¿Dónde guardaste tu glamour y sentido de la estética?

Nacida de excrementos, tus ojos verdes no anuncian ninguna esperanza.

Toc, toc, tocas incansable las paredes y las ventanas como buscando respuestas divinas. Quizá con tus alas puedas llegar a Dios, tan inalcanzable para quienes permanecemos anclados aquí en la tierra.

    Leave Your Comment Here